Donde los sueños encuentran un hogar

BUENAVISTA DEL NORTE

Gustavo Triunfo

0 Comment

Explora

El municipio de Buenavista del Norte, nacido en el siglo XVI y fiel conservador de sus tradiciones, está situado en el extremo noroeste de la Isla. Esta es, sin duda, una de las zonas de mayor valor paisajístico de la Isla, un entorno ideal para la vida de sus cinco mil habitantes.

El pueblo cuenta con atractivos de indudable valor, desde sus calles con encanto y su costa plagada de calas hasta una oferta de ocio respetuosa con la naturaleza.

El 80% del territorio municipal está ocupado por espacios protegidos. Entre ellos destaca el Parque Rural de Teno, un monumento natural de unas 7.500 hectáreas con espectaculares paisajes rurales y marinos, con macizos y barrancos de extraordinaria belleza.

El Acantilado de Los Gigantes, de entre 300 y 600 metros de altura, cae verticalmente sobre el mar junto al Barranco de Masca. En esta franja de difícil acceso se encuentra el Caserío de Masca, uno de los mejores ejemplos de la arquitectura rural de Tenerife y declarado Recinto Etnográfico.

Los Primeros Asentamientos de Aborígenes.

Con anterioridad a la Conquista de Tenerife, la abundancia de pastos en toda la zona favoreció un importante asentamiento de aborígenes en lo que hoy es Buenavista del Norte. Su población integraba entonces el Menceyato de Daute, junto a otras poblaciones vecinas. Testigos de esos antiguos asentamientos son las abundantes muestras arqueológicas encontradas en el municipio: destacan los Conjuntos Arqueológicos de Las Arenas y de La Fuente, o la Cueva de Las Estacas, así como los concheros de Teno Bajo y otros yacimientos encontrados en los poblados con necrópolis de Teno Alto, El Carrizal y la costa.

Patrimonio.

En Buenavista del Norte perviven conjuntos arquitectónicos de sobria belleza e importancia patrimonial. Es el caso de sus caseríos de El PalmarLas Lagunetas, Las PortelasMascaLos Carrizales o Teno Alto, testimonio inconfundible de la arquitectura tradicional canaria. Este tipo de viviendas, de una sola planta y construidas con piedra, madera, tejas y arcillas locales, cuentan con tres o cuatro dependencias dispuestas linealmente y en forma de “L” que se comunican por un patio. Junto a ellas es fácil observar la presencia de eras.

Y ¿Qué ver?

Caserío de Masca

Las casitas del Caserío de Masca se alinean sobre las crestas de las montañas. Ocupan prácticamente cada porción del espacio habitable, encaramadas al filo del abismo que dibujan los barrancos más hondos de la isla. El Mirador de Cherfe (en la carretera que llega desde Santiago del Teide) regala una estupenda panorámica del conjunto habitado.

Este siempre fue un rincón angosto y perdido de la civilización al que la electricidad llegó no hace mucho y donde las carreteras eran poco más que caminos polvorientos. De hecho, durante años solo hubo una vía de comunicación con el exterior, el Camino de los Guanches, que conectaba Masca con Santiago del Teide. Pero gracias a esa secular olvido, se conserva como antaño.

Caserío de Teno Alto

Sus viviendas tradicionales, la pequeña plaza y la ermita están diseminadas en un amplio territorio de bancales y pastizales con granjas de cabras, antiguas eras, tagoras y hornos de teja.

Punta de Teno

Se trata del punto más occidental de Tenerife y que cuenta con más horas de sol al año. Desde su faro se puede observar tanto la costa norte de Tenerife como los acantilados de Los Gigantes, que se extienden en el oeste de la isla. Punta de Teno forma parte del área protegida Parque Rural de Teno, uno de los espacios naturales más importantes de la isla.

Iglesia de Nuestra Señora de Los Remedios

La Iglesia de Nuestra Señora de Los Remedios, patrona del municipio, se encuentra frente a la plaza del mismo nombre. Se construyó entre 1513 y 1518, aunque sufrió posteriormente múltiples ampliaciones. En el año 1996 un terrible incendio afectó a la iglesia, lo que supuso que se perdiera así parte del patrimonio histórico-artístico que hasta entonces era el más importante del municipio. La imagen de la virgen, que data de 1733, fue reemplazada un año después del incendio por una obra del gaditano Luis González Rey.

Escultura dedicada a La Langosta

Durante la segunda mitad del siglo XVII (1659) una enorme plaga de langostas o cigarras cubrió como el cielo del municipio de Buenavista del Norte. Los vecinos aterrados y preocupados por cómo éstas devastaban todo aquello que encontraban en el campo sacaron en procesión a la imagen Virgen de Los Remedios desde la iglesia hasta la Cruz de Toledo.

Cuenta la historia que en el regreso a la iglesia, dos langostas se posaron sobre el manto de la Virgen de Los Remedios. De repente la plaga se disipó y las langostas desaparecieron. En recuerdo a este suceso, la Virgen de Los Remedios es nombrada patrona de Buenavista del Norte y cada 5 años acude en procesión hasta la Cruz de Toledo donde se encuentra la escultura dedicada al milagro.

Hacienda La Fuente

Hacienda de la Fuente, una edificación de tipo señorial que perteneció a Juan Mendez. Sus tierras fueron empleadas para el cultivo de la caña de azúcar y posteriormente de la vid. La parte inferior de la edificación se destinaba a los servicios dedicados a la actividad agrícola y en la superior albergaba las dependencias nobles.

Rutas por el Parque natural de Teno y el macizo.

Muchas rutas con paisajes impactantes y a gran altura, permiten que el caminante disfrute de forma extraordinaria de la belleza de este parque, barrancos, llanuras de pasto para ganado, flora y fauna y las impresionantes vistas al mar e islas vecinas.

En webs como www.caminantesdeaguere.com o https://es.wikiloc.com hay muchas de ellas, detalladas y con fotografías del recorrido.

Comparar listados

Comparar